Noticias

Médicos formados fuera de Europa piden reconocimiento a Bruselas

18/12/2017 Fuente: La Vanguardia

Más de 3.000 facultativos no logran que se homologue su especialización

Treinta y ocho médicos que ejercen en España han presentado una denuncia ante la Comisión Europea a fin de que se reconozcan sus especialidades, cosa que no ocurre debido a que estudiaron en otros países. La mayoría llevan muchos años aquí, se han nacionalizado, tienen trabajos estables y se desempeñan en la sanidad pública. El problema afecta a más de 3.000 facultativos, que debido a su situación ven coartadas sus posibilidades laborales.

Su caso ha sido llevado durante años a la Audiencia Nacional, que lo ha denegado, y el Tribunal Supremo no ha admitido los recursos. Las dos instancias rechazaron formular una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, es decir, una consulta, a fin de conocer si la norma española no es uniforme respecto al resto de países comunitarios. El mecanismo iniciado ahora consiste en que la Comisión debe abrir un procedimiento, dar oportunidad a España de hacer alegaciones y luego emitir un dictamen al respecto, y si las autoridades nacionales no lo cumplen, se puede recurrir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

El problema viene de años atrás. Desde hace tiempo, la sanidad española complementa sus cuadros médicos con especialistas de otros países, fundamentalmente latinoamericanos por una cuestión de idioma. Aquí pueden ejercer como médicos cirujanos, pero no como especialistas, a pesar de que lo sean en las universidades donde cursaron sus estudios. Ello se debe a la diferencia de los planes de estudio, pues allí el MIR está incluido en la carrera, no como aquí, que es posterior.

Hoy en día, muchos siguen sin poder homologar sus especialidades. El perjuicio es que sus actividades ha de firmarlas un titular, no pueden abrir consultorio ni publicitarse como especialistas y no pueden optar a oposiciones ni a promociones en sus servicios, lo que conlleva una forma de precarización de su trabajo.

Lo paradójico es que muchos han sido contratados en origen por su currículum debido a la falta de especialistas de su materia en España. Incluso en el Sistema Nacional de Salud. Sin embargo, siempre se les advertía que si un médico con el MIR pedía la plaza, ellos serían desplazados.

Hasta el año 2012, la homologación de su título como especialistas dependía del Ministerio de Educación, cuando pasó a depender de Sanidad. Luego se dictó un real decreto que preveía tres caminos para conseguirlo: si sus credenciales eran irreprochables, se tenían que hacer unas prácticas tuteladas de uno a tres meses allí donde ejercían ya; si no era así, se podían hacer otras prácticas tuteladas de uno a siete meses en el hospital que se les designara; y la tercera opción es un examen. Se han resuelto muy pocos casos.

Los médicos que ahora han presentado la denuncia,representados por la abogada Cristina Moreno, quieren que se establezca una vía para la homologación similar a la que existe en otros países de la UE, como Italia o Alemania, y que se tengan en consideración sus diplomas, certificados y experiencia.Todos ellos son ya ciudadanos comunitarios y han formado su familia aquí. Incluso se ha constituido una asociación para defender sus intereses, la Asociación de Médicos Especialistas Extracomunitarios (Asomex). Según los datos que maneja esta agrupación, actualizados por el Ministerio de Sanidad en el 2015, el problema afecta a 4.663 facultativos, la mayoría en la sanidad pública, de los cuales tan sólo se han resuelto positivamente 529 casos y desestimado 387. Asomex quiere que pueda realizarse un examen al año a fin de homologar los títulos de especialista en España.


>Volver al índice de noticias