Comparte esta página

Noticias

La solución italiana a los mestos reaviva la lucha "frustrante" del colectivo español

24/3/2014 Fuente: www.gacetamedica.com

CiU elabora una proposición de ley para exigir regulación y los afectados instan en desbloquear la parálisis

Casi 20 años reclamando un título homologado para ser reconocido como especialista en cualquier rincón del mundo sanitario. Este es el balance de los médicos especialistas sin título oficial (mestos). Ahora, la situación ha cambiado, al menos para los colegas italianos que, gracias a la nueva directiva de cualificaciones profesionales de la Unión Europea —Directiva 2013/55—serán reconocidos y titulados como especialistas.

Una noticia que ha hecho alzar la voz más fuerte a gran parte del sector. Con toda probabilidad, precisamente, CiU presentará en el Hemiciclo una proposición de ley y varias preguntas al Ejecutivo para ver cómo afrontará esta situación. Así, la portavoz de Sanidad de CiU en el Congreso, Conxita Tarruella, ha señalado a GM que es el momento preciso para insistir y aprovechar la situación italiana. "Llevamos muchos años escuchando que el marco legal actual y la UE no lo permiten, pero la decisión del gobierno italiano desmonta por completo este argumento", asegura Ricard Yago, secretario de Mestos-Festos del sindicato Metdges de Catalunya, al hacer referencia a la normativa del Parlamento y del Consejo de la UE. Una situación que pone en una coyuntura a este colectivo de profesionales que ven como su lucha por conseguir esta titulación está siendo frustrante.

Haciendo uso de la memoria, Tarruella recuerda cómo en la última legislatura, cuando se disolvieron las cortes, había una proposición de ley en fase de llevar al pleno. "El PP junto con CiU trabajamos en esta senda y votamos a favor. Aunque, en aquel momento la respuesta fue que para Europa no había más prioridades", algo que según Tarruella plantea la duda de si el Gobierno, por aquel entonces, formuló bien la petición a la Unión Europea. Mirando al futuro para la portavoz "las personas que desde hace años ocupan esas plazas se merecen ese reconocimiento y hay que arreglar la situación sin más dilación".

De este modo, Yago asegura que piensan reactivar todo lo que han perdido. Tras un año sin reuniones de ningún tipo con el ministerio de Sanidad, asume que la situación se ha paralizado demasiado. En esta línea, otros sindicatos como UGT han estado detrás de la protección de estos profesionales y seguirán más cerca que nunca. Para Pilar Navarro, secretaria de Salud de UGT, "es frustrante y duro ver la falta de voluntad política que han tenido los gobiernos con este tema". La organización ha planteado varias demandas en anteriores legislaturas por considerar que la situación ha conducido a desaprovechar un amplio contingente de profesionales cualificados y necesarios para el SNS. En estos momentos, el sindicato ha puesto en manos de su gabinete jurídico toda la información para "llevarla a Europa, si hace falta", precisa Navarro.

Teniendo en cuenta que a falta de un registro de profesionales hace imposible conocer el número de médicos que trabajan en el SNS, contabilizar el total de especialistas es si cabe más difícil.

De otro modo, la solución italiana crearía paradojas. "Imagínense que un mesto italiano pueda venir a España a trabajar, sin cumplir algunos de los requisitos, mientras que nuestros profesionales, ni son reconocidos fuera de España ni dentro", apostilla Yago. Algo que a su entender no ocurre en ningún país de Europa. En este sentido, el sindicato reclama al Gobierno que aplique el principio de armonía normativa entre países de la UE. Para Yago, el hecho de que más de 2.000 médicos con una experiencia de 15 a 30 años de ejercicio en la sanidad pública no dispongan del reconocimiento de su especialidad es una "injusticia y un acto de desamparo" y los pone en una situación de inferioridad con el resto de profesionales comunitarios. Para Yago se trata de una cantidad de profesionales que no representa ningún problema ni un coste excesivo para el SNS. Por su parte, Francisco Miralles, secretario general de CESM, se suma a esta reivindicación y recuerda cómo en varias ocasiones han pedido al director de Ordenación profesional del ministerio, Javier Castrodeza, una solución definitiva. Aunque en su opinión se tendría que haber puesto remedio en el momento en que España entró en la Unión Europea.

De momento todos esperan la promulgación de un RD definitivo. No sería la primera vez que se realiza en España un proceso así. Existen más precedentes, lo dos más conocidos fueron en 1994 y 1999, cuando se promulgaron dos reales decretos que fueron un intento, para muchos insuficiente, por solucionar la cuestión. De este modo, desde UGT aseguran que el último que establecía una vía excepcional de acceso al título de especialista "no alcanzó su objetivo porque se emplearon supuestas irregularidades en el proceso de certificación por parte del tribunal". En esta línea, Navarro confirma que las especialidades más castigadas fueron alergología y otorrinolaringología.

En definitiva, el futuro se presenta incierto para estos profesionales. A pesar de que la situación es diferente a la de hace 20 años, —puesto que ahora existe paro médico—, el auge de nuevas facultades de Medicina ha puesto en alza la problemática del superávit de profesionales. A muchos les inquieta que se pueda volver a repetir la historia, o al menos que vuelvan a quedar profesionales excluídos del sistema formativo MIR.

El colectivo italiano será homologado aunque no cumpla con los requisitos profesionales

La situación italiana dista mucho de parecerse a la española. Tras el gran avance que se ha dado en el país transalpino, el único requisito para la homologación es que exista un certificado del Gobierno que acredite que el profesional ha ejercido en Italia de forma lícita. Según consta en la directiva "los Estados miembros reconocerán los títulos de especialistas expedidos en Italia a los profesionales que hubieran iniciado su formación después del 31 de diciembre de 1983 y antes del 1 de enero de 1991, aun cuando la formación en cuestión no cumpla todos los requisitos establecidos para el reconocimiento de cualificaciones profesionales que consta en la anterior Directiva 2005/36 (artículo 25)". Una ley que, para muchos, pondrá de relieve las desigualdades que existen entre los profesionales comunitarios, ya que estos mestos podrán ejercer en España como cualquier profesional del sistema sanitario. Así,otros países como Reino Unido, Polonia, Portugal o Grecia tienen en la actualidad vías de homologación y certificación de sus mestos nacionales.


>Volver al índice de noticias