Comparte esta página

Noticias

Sindicatos y parlamentarios, desconcertados ante la negativa de Sanidad a regularizar a los mestos

9/4/2014 Fuente: www.redaccionmedica.com

UGT calcula que son 400 especialistas los que no superaron la prueba a mediados de los noventa y, de ellos, muchos trabajan en Atención Primaria y Atención Continuada

Las heridas abiertas ante la regularización de los mestos italianos que dicta la Directiva europea 2005/36/CE se ponen de manifiesto de mano de los sindicatos del Ámbito de Negociación y de grupos parlamentarios de la oposición, como CiU y PSOE. Los portavoces Conxita Tarruella (CiU) y José Martínez Olmos (PSOE) no entienden la negativa ministerial a regularizar a los especialistas que no consiguieron su titulación en la convocatoria de 1995, de la que se ha hecho eco Redacción Médica, porque recuerdan que en la oposición, el PP llegó a considerar la opción.

Pendientes del debate parlamentario

La portavoz de Sanidad de CiU en el Congreso, Conxita Tarruella, "pelea" con la reivindicación de los mestos y festos (especialistas en Farmacia Hospitalaria) desde hace años. La Directiva 2005/36/CE le ha permitido volver a poner el tema encima de la mesa de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales. Ha presentado una Proposición No de Ley (PNL) en la que insta al Gobierno a seguir el ejemplo italiano de regularización “en aras al principio de armonía normativa entre países de la Unión Europea”. Tarruella se muestra sorprendida ante el rechazo que hace el Ministerio a un nuevo proceso, sobre todo porque el Partido Popular “en la pasada legislatura defendía” el reconocimiento de estos especialistas. “Solo hay que mirar en los diarios de sesiones las intervenciones de Mario Mingo como portavoz”, apunta. Prefiere no ampliar su valoración y esperar al momento del debate de su PNL en la Comisión para que “el PP deje bien claro sus argumentos y su cambio de posicionamiento en esta legislatura respecto de lo que pensaban en la pasada”, además de constatar qué otros grupos parlamentarios apoyarán su iniciativa.

José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso, también muestra prudencia a la hora de adelantar su valoración al debate parlamentario. Sin embargo, al igual que Tarruella, insta al PP a “dar explicaciones” refiriéndose en concreto a Mario Mingo y al actual portavoz de Sanidad del PP en el Senado, Jesús Aguirre, quien, apunta, “tanto exigía al Gobierno socialista lo que ahora su Gobierno no hace”.

Preguntados por este periódico, el Grupo Popular de la Cámara Baja ha preferido no hacer ningún comentario y se limita a señalar que será en el marco de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales donde emitan su valoración.

Agravio comparativo entre la prueba de los médicos italianos y la que superaron los españoles

El secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, Antonio Cabrera, habla de “agravio comparativo”. Explica que el proceso que se pondrá en marcha en Italia es menos “duro” que el ejecutado en España con los "pre-95". El facultativo italiano recibirá el título con dos criterios, experiencia y formación teórico-práctica, pero sin tener que someterse a un examen. Cabrera considera que el Ministerio de Sanidad debería consultar a la Comisión Europea si ve oportuno una nueva regularización en nuestro país porque, recalca, las anteriores no han sido “suficientes”. Hay especialidades, como Otorrinolaringología, en las que se expidieron “muy pocos títulos” con respecto al volumen de médicos solicitantes, por lo que, apunta Cabrera, “no se cumplió con el objetivo”. Y ante todo, advierte que “el Ministerio no debería hacer el ridículo y crear falsas expectativas”.

En una línea muy similar a CCOO, se manifiesta el presidente nacional del Sector de Sanidad de CSI•F, Fernando Molina. También resalta que se han quedado “muchos” profesionales pendientes de recibir dicha titulación. “El Ministerio debería ser sensible a esta cuestión y tomar las medidas oportunas”, apunta. Molina, al igual que Cabrera, anuncian que sacarán el tema en la próxima reunión del Ámbito de Negociación.

Por su parte, la secretaria del Sector de Salud, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de la FSP-UGT, Pilar Navarro, manifiesta su extrañeza ante el hecho de que “ningún Gobierno, independientemente del signo político, ha querido resolver el problema”. Ante el desinterés ministerial, en este sindicato estudian qué otras medidas serían posibles para recuperar la reivindicación, y apuntan la posibilidad de que los afectados presentes quejas ante el Tribunal Europeo. Junto a Otorrinolaringología, añade Ginecología y Alergia como las especialidades que más se resintieron tras la regularización de mediados de los noventa. Profesionales, explica, que en la actualidad se dedican a la Atención Continuada o la Atención Primaria. Sobre el examen, la secretaria federal de UGT recuerda que en España se planteó como una prueba “de excelencia más que de idoneidad”, y en el caso de los alergólogos la exigencia fue tal que les llevó a presentar demandas. En cuanto al número de afectos, calcula que se trata de unos 400 facultativos.


>Volver al índice de noticias