Noticias

No europeo a un nuevo proceso de regularización

22/09/2010 Fuente: www.smandaluz.com

La carta que el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, remitió a la Comisión Europea para preguntar qué posibilidades tenía España de abrir otro proceso de titulación ha recibido una respuesta muy contraria a los intereses de los mestos.

Según fuentes de Sanidad, la misiva de la UE, firmada por Michel Barnier, comisario europeo de Mercado Interior, deja claro que una nueva convocatoria para los médicos que ejercen sin haber seguido una formación especializada "no estaría en consonancia con el derecho comunitario, al no cumplir lo establecido en la directiva 2005/36/CE", relativa al reconocimiento de cualificaciones profesionales. Barnier aclara que las pretensiones de los mestos contravendrían el artículo 25 de esa norma, que regula la formación médica especializada, y que en su punto 4 especifica que "los Estados miembros supeditarán la expedición de un título de formación médica especializada a la posesión de uno de los títulos de formación básica de médico mencionados en esta norma".

La categórica respuesta de la Unión Europea abunda en el argumento que el Ministerio de Sanidad sostiene en este complejo proceso. Según Martínez Olmos, la definitiva regularización del colectivo podría traducirse en una sanción para la Administración española, porque, además de contravenir la normativa europea iría en contra de la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), que regula expresamente cómo debe cursarse la formación sanitaria especializada en el SNS.

Y todo esto sucedía mientras los grupos parlamentarios españoles ultimaban una proposición de ley para dar una salida legal al mesto, Convergencia y Unión (CiU) seguía ayer con sus trámites para registrar en el Congreso de los Diputados (CiU) una proposición de ley con la que pretende que se modifique la LOPS para dar cobertura legal a la titulación de los mestos, el texto de la proposición circulaba entre los portavoces de los grupos parlamentarios para que estamparan en él su firma. Según Conxita Tarruella, portavoz de CiU, salvo la lógica negativa del Grupo Socialista, todos los grupos habían manifestado su intención de firmar, incluido el Grupo Popular, que había pedido tiempo para esperar a que la UE respondiera, Mario Mingo, portavoz del Grupo Parlamentario Popular, afirmó hace unos días que "es muy difícil pronunciarse antes de saber por dónde respira Bruselas, y todo lo que hagamos y digamos hasta entonces son meras especulaciones".

Bien, pues la respuesta no ha tardado en llegar y esto seguramente modificará posturas entre los parlamentarios, aunque Tarruella reconoce que la respuesta negativa de la UE no es el escenario ideal para que prospere esa proposición, pero no da su brazo a torcer. Según Diario Médico, Tarruella, en declaraciones a este medio, alega que las interpretaciones de la UE y del Ministerio de Sanidad son sólo eso, "dos interpretaciones más, pero no las únicas. Lo primero que habría que saber es cómo se ha formulado la pregunta y el contenido exacto de la respuesta, y Sanidad no nos ha facilitado ni la una ni la otra. Cuando estamos hablando de interpretaciones jurídicas es muy importante cómo se plantean las cuestiones. En cualquier caso, seguimos creyendo que es viable dar una salida legal" al mesto", concluye Tarruella.

Es un jarro de agua fría que la respuesta de Barnier supone para las aspiraciones de estos profesionales, pero los argumentos son de peso, aunque dialecticamente puedan ser rebatidos, juridicamente parece difícil.

Por mucho que las normativas española y europea calificaran de "excepcionales" los procesos de titulación abiertos en 1994 y 1999, las asociaciones de mestos, y concretamente el sindicato Médicos de Cataluña (una de las organizaciones más activas en la defensa del mesto) sostienen que esa excepcionalidad no se puede alegar para impedir la apertura de un tercero.

La directiva 2005/36/CE (que se traspuso al ordenamiento español por el real decreto 1.837/2008) y la LOPS sientan muy claramente las bases para regular la formación médica en nuestro país, pero Médicos de Cataluña alega que ambas normas hablan de la regulación ordinaria de la docencia y que el problema de los mestos, además de ser heredado, es excepcional y, como tal, perfectamente regulable por un decreto que también debe ser excepcional.

Según ese argumento, entre dialéctico y jurídico, la excepcionalidad de las normas no impediría pues articular otro decreto o buscar una salida legal para el colectivo.

Y ahora ¿qué?, esta interrogante será planteada al Ministerio por el colectivo que representan a los mestos, que ya habían dejado claro que, lejos de apaciguar sus ánimos, la más que probable negativa de la UE alentaría aún más su reivindicaciones. Así pues, el verdadero interrogante que ahora se abre es qué hará ahora el Ministerio de Sanidad y, concretamente, su secretario general. Según los mestos, Martínez Olmos se comprometió en su última reunión a negociar con la UE en caso de rechazo. Veremos hasta dónde llega su capacidad de maniobra.


>Volver al índice de noticias