Noticias

Senado/Los mestos reclaman un tercer y último decreto

26/04/2009 Fuente: www.gacetamedica.com

Los representantes de los médicos sin título oficial han reclamado en la ponencia de Recursos Humanos del Senado una nueva norma justa, ágil y rigurosa que permita regularizar a los alrededor de 2.000 profesionales que no pudieron acogerse a los decretos de 1994 y de 1999 y que se encuentran en situación de desigualdad.

Los médicos especialistas y los farmacéuticos hospitalarios que trabajan sin título oficial reconocido en el Sistema Nacional de Salud (mestos y festos) reclaman desde hace tiempo una salida al "limbo" legal en el que se encuentran. La ponencia de Recursos Humanos constituida en el Senado ha sido el último foro en el que los representantes de este colectivo han denunciado su situación, reclamando a la vez un nuevo real decreto que regularice a quienes no se han podido acoger a los anteriores —años 94 y 99—.

Tal y como ha explicado a GM Ricard Yago, representante de los mestos y festos del sindicato Metges de Catalunya y del Colegio de Médicos de Barcelona, la normativa anterior fue "insuficiente", pues muchos profesionales no tenían el tiempo requerido de ejercicio profesional ni la formación exigida para optar al examen en el caso de los pre-95 —un 170 por cien de la formación MIR—, o bien se licenciaron con posterioridad a ese año y no pudieron acogerse a la vía extraordinaria del año 99, en el caso de los post-95.

Según Yago, el decreto del 99 habría resuelto el problema si realmente hubiera permitido a todos los pre-95 acceder a la prueba y si, a la hora de evaluar a los profesionales, los criterios de las diferentes comisiones evaluadoras hubieran sido los mismos. Sin embargo, faltó uniformidad y hubo comisiones en las que no aprobó nadie mientras que en otras lo hizo el 70 por ciento, una disparidad de criterios que, a su juicio, no es "aceptable".

Por ello, Yago considera necesario una nueva norma que sea justa, fácil de aplicar y rigurosa, es decir, que se haga una valoración de los profesionales lo más objetiva posible ya que, en convocatorias anteriores, algunos aprobaron el examen pero se les puntuó el currículum con un cero, algo "inexplicable" en gente con experiencia. "No se trata de dar un título a todo el que no lo tengan sino a los que ejercen como especialistas y tienen una formación especializada", apunta.

La regularización de este colectivo, que según el censo de las comunidades conforman unos 1.200 médicos —aunque en Metges calculan que pueden ser alrededor de unos 2.000—, aliviaría el déficit de profesionales —incluso aunque no todos tuvieran derecho a acceder al título—, pues muchos de ellos están ejerciendo en la sanidad privada y podrían incorporarse a la pública. Además, se favorecería la movilidad geográfica hacia zonas más escasas de profesionales y se reducirían las diferencias económicas ya que actualmente no tienen derecho a acceder a la carrera profesional y si lo hacen es sólo al primer nivel.

Pese a que la Comisión de Sanidad del Congreso aprobó en diciembre de 2008 una proposición no de ley que instaba al Gobierno a cuantificar el número de mestos y establecer un proceso de regularización en seis meses —el plazo acaba en junio— los representantes del colectivo han solicitado al Senado que elabore una moción de apoyo para abrir un nuevo y último proceso de regularización de los mestos, de forma que esta situación no se repita cada 10 ó 15 años.


Ver documento, ponencia del Senado


>Volver al índice de noticias